Select Page
Alabastro:  Un milagro en pandemia

Alabastro: Un milagro en pandemia

Vivir esta pandemia ha traído experiencias nuevas, situación complejas, momentos cruciales, pero sobre todo nos ha permitido quedarnos quietos, y ver milagros suceder. Un milagro es el que vivieron los pastores y congregación de la Iglesia del Nazareno Casa de Fe y Gracia, en Reque, Perú. Escuchamos su testimonio y lo compartimos con todos los nazarenos:

“Damos la Gloria a nuestro Dios por el milagro que hemos visto en la construcción de nuestra vivienda pastoral. En medio de una situación desesperante, vimos el favor y provisión de nuestro Dios a través de Alabastro.

A las 10:49 de la mañana del día 29 de Octubre del año 2020, nuestro superintendente de distrito, el Rev. Marcial Banda me comunicó algo que para nosotros ha sido un gran milagro. Después de veinte años de alquilar un edificio para la casa pastoral, la crisis económica producto de la pandemia no nos permitió seguir haciéndolo, los ingresos de la iglesia para éste y otros pagos disminuyeron, hasta el punto en que llegó el día que no pudimos hacer el pago correspondiente del mes.

En esas circunstancias tomamos la decisión de construir la vivienda pastoral, contando para eso con poco más de USD $800 en nuestros ahorros. Con muy pocos recursos pero con mucha fe dimos inicio a la construcción de la casa pastoral, mientras orábamos y trabajábamos ¡Dios empezó a obrar un milagro! Mientras evaluábamos formas de obtener los recursos para continuar, acudimos a nuestros líderes para solicitar su apoyo, aunque todos habíamos sido afectados en gran parte por la crisis, hicimos el intento.

Ahora entendemos que fue la guía de nuestro Dios para hacer esta provisión, Él siempre había provisto para pagar el alquiler, pero esta vez quería proveer de una manera diferente y para algo mejor. Nuestro superintendente junto al misionero Harrison Guamán, Coordinador de Trabajo y Testimonio para Perú, nos dieron esperanzas, cuando nos hablaron de un posible apoyo para nuestro esfuerzo. Así que, tomando fuerzas y superando las dudas continuamos con la obra. Hubo días en que queríamos desistir, pero algo nos “empujaba” a continuar, ahora entendemos que fue Dios.

Así fue que aquel día, me llegó a través de un mensaje de texto la gran noticia, ¡Nuestra iglesia local en Reque había recibido una ofrenda para la construcción! Enseguida supe que fuimos bendecidos por fondos de Alabastro. Incrédulo, miré el texto fijamente, varias veces, luego al escuchar el audio de nuestro superintendente pude asimilar que era verdad. En ese momento me levanté y alcé mis manos glorificando a Dios, luego lloré.

Literalmente lloré, habían sido días muy tensos y difíciles para nosotros como pastores, días en que a veces incluso pensábamos en renunciar al ministerio, no solo por la falta de una casa pastoral y de recursos para construir, sino también por la situación pandémica que estábamos viviendo y la dificultad que teníamos para guiar a la Iglesia como lo habíamos hecho antes. Pero, aquella noticia fue como un impulso y una voz potente de Dios, diciéndonos “Aquí estoy”.

Efectivamente, nosotros entendimos que nuestro Dios bondadoso estaba mostrándonos su respaldo.  La iglesia del Nazareno en Reque había tenido dificultades antes, y los hermanos se sentían inseguros acerca de lograr tener algún apoyo. Sin embargo, este milagro ha sido la muestra de que somos parte de una gran Iglesia, ¡Nos sentimos amados!.

Nuestro deseo es seguir guiando a la iglesia para crecer en cuatro aspectos: Membresía (vida espiritual ferviente), infraestructura, extensión hacia otros lugares (a través de puntos de predicación) y desarrollo del liderazgo (líderes locales, pero también oramos para que Dios llame a pastores y misioneros de nuestra congregación). ¡Gloria a Dios! ” – Ps. Belisario Santa Cruz”

Mientras el pastor Belisario enviaba algunas fotos del trabajo realizado en Reque con fondos de Alabastro, a la oficina regional de MNI, nos iba contando la historia del milagro que vivieron en su congregación. No podíamos dejar de compartir este testimonio, a todos quienes han sido parte de esta estrategia denominada Ofrenda de Alabastro. Cada nazareno, cada nazarena, cada niño, niña, joven, adulto, anciano, cada persona que ha decidido separar una ofrenda para Alabastro, en cada rincón del mundo, es usado por Dios para seguir llevando esperanza. Con mucha razón se denominó a esta iglesia en Reque “Casa de fe y gracia”.

Ruth Bravo
Coordinadora Regional MNI
América del Sur

Misiones en pandemia

Misiones en pandemia

La iglesia del Nazareno Bella Vista ubicada en la zona sur de la ciudad de La Paz, Bolivia atravesaba, lo que sería probablemente, su crisis mas grande:  con poca membresía y una infraestructura deteriorada, no podían ni siquiera cubrir los gastos para lo mínimo que necesitaba el templo.

En febrero de 2020, la iglesia en Bolivia se moviliza para cambiar la historia en la comunidad de Bella Vista.  La pastora Elizabeth Daza, parte del equipo nacional de MNI, junto a un equipo de voluntarios del distrito, tomaron el desafío de levantar la iglesia, cumplir la misión de hacer discípulos e impactar la comunidad en aquel lugar.

Motivados a generar un cambio trabajaron en los planes para evangelismo, visitas y atención a las necesidades en la comunidad, recaudación de fondos y la refacción del templo, que estaba en situación de absoluto deterioro, por lo que estuvo cerrado durante algún tiempo.   El plan, era ambicioso, pero sus corazones ardían por llevar el evangelio a cada hogar en Bella Vista.

Cuando llegó el tiempo reabrieron el templo, desarrollaron evangelismo con niños, y retomaron la adoración dominical, movidos por un corazón apasionado por misiones estaban decididos a hacer una diferencia en las vidas de aquellos que los rodeaban.    Sin embargo, en el momento menos esperado la pandemia por COVID 19 llegó a América del Sur, y Bolivia al igual que otros países entró en cuarentena.  El templo tuvo que volver a cerrar sus puertas,  y los planes soñados quedaron en espera, sin embargo, aunque las puertas del templo fueron cerradas, nuevas puertas fueron abiertas para la iglesia.   La crisis por la pandemia fue una oportunidad para mostrar el amor de Dios, y la compasión fue la herramienta que acercó a la iglesia con la comunidad.

El plan no se detuvo por el nuevo virus, sino que conociendo la necesidad y movidos por el amor de Cristo, la nueva congregación comenzó a recaudar víveres y armar canastones con alimentos y material evangelístico logrando alcanzar a 45 familias en situación vulnerable.   Cierta mujer vendedora de productos en la calle, no logró vender nada ese día, pero al retornar a casa pasó delante de la iglesia, y fue bendecida por uno de los canastones de víveres. Ella quedó impactada y agradecida con Dios y la iglesia.  ¡Estos testimonios animaron aún mas a la congregación!

En la medida en que esta iglesia se dejó ser usada por el Señor, fueron también bendecidos por Él. En el mes de agosto, cinco meses después de iniciada esta aventura, la iglesia fue aprobada para recibir fondos de Alabastro, para los arreglos del templo, a ello se sumaron ofrendas de corazones agradecidos y hoy el templo está siendo preparado para recibir la cosecha obtenida en tiempos de pandemia.  ¡El Señor es fiel!

Claudia Baldivieso

Claudia Baldivieso

Coordinadora Nacional MNI Bolivia

Actualización de Alabastro: Zambia

Actualización de Alabastro: Zambia

Descripción original del proyecto: 
Solwezi es una ciudad minera de cobre, en crecimiento, en el noroeste de Zambia.  La Iglesia del Nazareno se ha posicionado estratégicamente al iniciar una iglesia en este pueblo.  La iglesia está creciendo rápidamente y en 2018 tenía una membresía de más de 80 personas.  

Los miembros ya habían comprado un terreno y comenzaron la construcción de un edificio de la iglesia, que había alcanzado el nivel de la ventana.  Sin embargo, tenían recursos económicos limitados para terminar el proyecto.  Recibieron ayuda de creyentes nazarenos de todo el mundo a través de fondos de Alabastro y continuaron la obra que Dios les había ayudado a comenzar.

Actualización de agosto de 2020: 
La iglesia vibrante y en crecimiento en Solwezi se ha energizado por el progreso en su proyecto de construcción.  A partir de esta actualización, la estructura se completó en un 80% y ya se está utilizando para muchos tipos de ministerio.

Lo han utilizado como un Centro de Capacitación de Extensión Teológica y para albergar talleres, conferencias y alcance regular a hombres, mujeres y jóvenes de la comunidad.  ¡La asistencia a la iglesia se ha más que duplicado a 180 personas! 

 El Coordinador de estrategia de área señaló que “la moral es alta” entre los miembros de la iglesia, y agregó: “Los líderes de la Iglesia me pidieron que transmita su extrema gratitud a la Iglesia mundial por la ayuda de Alabastro”.  

Tomado de “Monday Update” por Lola Brickey, Directoral Global de MNI

Alabastro

Alabastro

La Ofrenda de Alabastro proporciona fondos para propiedades y edificios en todo el mundo. Si bien entendemos que la iglesia consiste en el pueblo de Dios y no en un edificio, los edificios construidos con el propósito del ministerio ayudan a proporcionar un sentido de permanencia, mejoran funcionalmente los esfuerzos del ministerio y transmiten una actitud que la Iglesia del Nazareno tiene la intención de “echar raíces”. 

Los fondos de Alabastro ayudan a proporcionar terrenos para muchos proyectos de Trabajo y Testimonio también, y toda la Ofrenda de Alabastro se destina a la compra de terrenos y la construcción de iglesias, escuelas, instalaciones médicas y hogares para misioneros y trabajadores nacionales. 

¿Cómo se reciben las ofrendas de Alabastro? La Ofrenda de Alabastro llega al campo misionero a través de varios canales. El más utilizado es la Caja de Alabastro. Las personas tienen el desafío de contribuir regularmente con el costo de los artículos que desean pero que no necesitan. Las cajas también sirven cómo recordatorios para orar por aquellas personas que se beneficiarán de los edificios de Alabastro. Si deseas usarlas, puedes descargar el diseño de las  cajas de alabastro aquí 

En Febrero y Septiembre se recoge el dinero. Muchas iglesias reciben ofrendas regulares durante todo el año que se designan como fondos de Alabastro. (Esto a menudo es parte del plan Promesa de Fe para las ofrendas misioneras). Sin embargo, las ofrendas semestrales en Febrero y Septiembre son una tradición en la Iglesia del Nazareno. 

Puede ver historias sobre proyectos de Alabastro en los siguientes enlaces:

Iglesia del Nazareno Rustenburgo 

Iglesia del Nazareno Luque – Paraguay

Alabastro: La elección que hace la diferencia 

Haga clic aquí para descargar materiales promocionales. 

¡No pierdas la oportunidad de ser parte de algo mas grande! ¡Desafía a tu iglesia a ser parte de Alabastro!

Tomado de www.nazarene.org/alabaster
Traducido por Ruth Bravo.